LA NUEVA FRONTERA DE LAS MARCAS MULTIMEDIA

 

Solo logo hexagono

 

Fruto de la definitiva entrada en vigor de la reforma del Reglamento de la Marca de la Unión Europea (RMUE) , y en particular de la eliminación del requisito de “representación gráfica” (art. 4 del RMUE) en la definición de lo que puede ser una marca de la UE, ya se han solicitado, y concedido, las primeras marcas multimedia.

Las marcas multimedia son, conforme prevé el propio Reglamento de ejecución del RMUE [art. 3.3.i)], una combinación de imagen y sonido y se “representará” mediante un archivo audiovisual que contenga esa combinación de imagen y del sonido.

En estos momentos solo se han concedido 4 marcas de la Unión Europea de esta categoría, una de ellas de una entidad de nuestro país, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) que, también en este ámbito, ha vuelto a ser pionera obteniendo el registro de la marca de la Unión Europea nº 017635293 consistente en la combinación de la imagen en movimiento de sus siglas UOC acompañada de un característico clip sonoro.

Incluimos aquí un archivo con la marca multimedia, pero lo relevante es poder acceder a él a través de la base de datos de la propia EUIPO.

 

Marca de la Unión Europea nº 017635293

Partiendo de la premisa de que es indudable, como mínimo desde el plano teórico, la capacidad distintiva de este tipo de marcas, lo cierto es que en la práctica se abren nuevos retos y dudas, en particular respecto de su alcance de protección y los criterios que habrá que utilizar para abordar su comparación tanto con signos de igual condición como con los signos convencionales (gráficos o gráfico-denominativos), y ello tanto en su fase de registro a la hora de confrontarla con derechos prioritarios, como en sede de oposiciones, nulidad, o al hacerlas valer en pleitos por infracción.

El clásico criterio de la comparación de conjunto y la necesidad de atender a aquellos aspectos del signo con mayor valor distintivo pueden cobrar nueva importancia en relación con unos signos en los que será normal que algunos elementos tengan mayor distintividad que otros y cuya validez (es decir, su carácter distintivo) seguramente radicará en la combinación de esos distintos elementos visuales y sonoros que por sí solos quizás no serían merecedores de la protección marcaria.

Enhorabuena pues a la UOC por su acierto en ampliar la protección de su prestigiosa marca a través de un instrumento que seguro que tendrá un amplio recorrido en el sistema jurídico de protección de las marcas.

 

 

Leave A Comment