OH MY GOD! BREXIT IS COMING…OR NOT.

brexit2

Hemos oído hablar tanto del Brexit que podemos haber llegado al punto de la saturación y a dejar de prestar atención  pero ya está aquí … o no. Salvo que se acuerde prorrogar la fecha del Brexit (algo que a día de hoy no puede descartarse), el próximo 29 de marzo se hará efectiva la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Que, como parece previsible, no haya acuerdo entre el Reino Unido y la UE, no significa en materia de propiedad industrial que llegue el caos. La falta de acuerdo implica que cada una de las partes afectadas, Reino Unido y UE, decidirán unilateralmente la consideración y regulación que los registros del otro lado del mar tendrán en su propio territorio.

El objetivo de este post es simplemente efectuar un breve resumen de los aspectos, entendemos, más relevantes de la regulación y práctica establecida tanto por la Oficina del Reino Unido como por la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO) en materia de marcas y diseños.

Empezaremos primero con los efectos de los registros de la UE en el Reino Unido.

  • Las marcas de la UE y los diseños comunitarios continuarán teniendo efecto en el Reino Unido como registros nacionales. La Oficina de dicho país creará un registro (marca o diseño) equivalente en Reino Unido, pretendiendo que ello suponga la menor carga administrativa posible para sus titulares.
  • Estos registros equivalentes deberán ser renovados, cuando llegue el momento, ante la Oficina del Reino Unido.
  • Las marcas de la UE y los diseños comunitarios que se encuentren en trámite podrán ser presentados ante la Oficina del Reino Unido como nuevas solicitudes. Si esta nueva solicitud se realiza durante los 9 meses siguientes a la fecha del Brexit, la Oficina del Reino Unido reconocerá la fecha de solicitud, de prioridad y de antigüedad que conste en la solicitud en la UE.
  • Los derechos sobre los diseños no registrados que existieran en la fecha del Brexit, continuarán teniendo efecto en el Reino Unido durante el tiempo de vigencia que le reste a ese derecho.
  • Además, el Reino Unido creará un nuevo derecho sobre el diseño no registrado con un contenido semejante al existente en la UE.
  • Las mismas condiciones se aplicarán a las marcas internacionales que designen la Unión Europea.

Y nos centramos ahora, en los efectos de los registros en el Reino Unido en los procedimientos ante la EUIPO.

  • Desde la fecha del Brexit las marcas de la UE dejarán de tener efecto en el Reino Unido.
  • Desde esta fecha tampoco se aceptarán más reivindicaciones de antigüedad basadas en marcas del Reino Unido.
  • Las antigüedades ya registradas no se cancelarán individualmente pero dejarán de tener efecto.
  • Las solicitudes de transformación de marcas de la UE en marcas del Reino Unido presentadas antes de la fecha del Brexit, se admitirán y tramitarán.
  • Desde la fecha del Brexit, las marcas del Reino Unido dejarán de ser un obstáculo para el registro de solicitudes de marcas de la UE.
  • Los procedimientos contradictorios, como las oposiciones o recursos de apelación, basados únicamente en registros del Reino Unido y que se encuentren pendientes en la fecha del Brexit, se desestimarán por falta de base legal.
  • En los casos en que los derechos anteriores sean tanto derechos del Reino Unido como otros, el procedimiento continuará si bien los registros del Reino Unido no podrán ser base de la decisión y dejará de ser relevante, a efectos de prueba de uso, la utilización de la marca en el Reino Unido.
  • Las pruebas de uso relacionadas con el Reino Unido dejarán de sostener o contribuir a sostener la protección de una marca de la Unión Europea después de la fecha del Brexit, incluso si las pruebas preceden a la fecha del Brexit.
  • Los nacionales del Reino Unido que no tengan un domicilio en la Unión Europea dejarán de poder solicitar una marca internacional ante la EUIPO.
  • Para los titulares domiciliados en Reino Unido, no será necesaria la representación para la solicitud de registro o de renovación de derechos ya registrados.
  • Los titulares domiciliados en el Reino Unido deberán nombrar un representante en caso de que su derecho esté sometido o se someta a un procedimiento contradictorio.
  • Los profesionales únicamente domiciliados en el Reino Unido dejarán de poder actuar como representantes ante la EUIPO.

Conclusión: Que no cunda el pánico porque:

  • Los derechos registrados no van a desaparecer de un día para otro.
  • Los solicitantes de derechos en tramitación deberán revisarlos para valorar si es necesario tomar alguna acción para no perder derechos en el Reino Unido.
  • Igual nos encontramos con que, cuando leáis estas palabras, el Brexit no tiene lugar el día 29 de marzo…

 

Leave A Comment